Leonardo RAMOS

Publicado

“Albedo”

 

Espacio Proyectos
Julio 28 a Septiembre 5 de 2016



Cuando el arte y la ciencia desplazaron a la religión como foco de esfuerzo espiritual, las figuras que profesan ese nuevo espíritu devienen artistas y científicos de vanguardia mediante la transformación del mundo. En estos desplazamientos de lo espiritual hacia la ciencia y las artes, se pude establecer la relación entre el Uno y los muchos. Dentro de este enfoque, la unidad es el centro.

 
En “El Banquete” de Platón, el discurso de Aristófanes sobre Eros narra que el hombre, al principio era doble y redondo. Debido a una culpa original fue cortado en dos por Zeus, pero cada una de las partes no sabe vivir sola y persigue por todos los medios la otra mitad. Eros es nostalgia y búsqueda de la unidad perdida, de recuperar la naturaleza originaria.
Es en esta idea de equilibrio que surge ALBEDO, analizando un concepto que corresponde al movimiento del alma que representa la unión. El Eros platónico es un ser mediador, sus padres son Penia, la escasez y la pobreza, y Poros, la capacidad de adquisición y la estratagema para obtener recursos. Eros es la síntesis de estas dos estratagemas opuestas, la capacidad para adquirir el bien que le falta, que se manifiesta como deseo de aquello cuya carencia se siente como deseo de lo bello y del bien. Él es un ser intermedio, un mediador.

 
El Eros, Amor, universalmente ha sido asociado al corazón, pues la etimología de este órgano es el aumentativo del latín “core” que significa centro, este aumentativo del centro (del ser) es también la emoción de la voluntad de las cualidades que en su expansión quieren salir del cuerpo y realizarse a través de los miembros gracias a la fuerza del pensamiento.
Los datos numéricos obtenidos de una tomografía axial de mi corazón realizada en el año 2014 fueron ingresados en un software médico para realizar una reconstrucción tridimensional exacta del órgano, diferenciando cada una de sus estructuras. Posteriormente estas estructuras fueron separadas y definidas de manera anatómica y ortográficamente correctas, por medio de un software de diseño, para así imprimir cera a una copia del órgano disectado por medio de una estereolitografía a escala real con un 99% de precisión, y poder fundirla en plata de ley 999.

 
Siendo el corazón humano la figura biológica que por excelencia ha encarnado el espíritu del Eros platónico, la disección de esta compleja estructura, se presenta aquí, como estudio anatómico solidificado en un material precioso asociado culturalmente a la intuición y lo lunar. En ALBEDO, adoptando la característica principal del dios mitológico invocado, el arte deviene mediador, sirviendo como conector entre la cultura, la ciencia, la religiosidad y el espíritu humanos, para dar valor a una maravillosa estructura y así poder señalarla en su correcta ubicación dentro del estatus de lo divino.

 
Leonardo Ramos

Obras

 

Panorámicas