TRANSLOCACIONES

Publicado

“Imágenes de una nueva era fotográfica”

 

Galería
Julio 28 a Septiembre 8 de 2016



En una era donde el rápido e incalculable flujo de imágenes desborda las redes sociales y donde el espectador utiliza el aparato fotográfico (antes conocido como una cámara) de manera instintiva y casi inconsciente, eliminando el acto de contemplar, es importante detenerse y reflexionar sobre la posición de la fotografía en relación con las prácticas artísticas contemporáneas. Aunque las bases de la fotografía han sido reestructuradas con avances científicos como la aparición de la fotografía a color, la instantánea o de forma más drástica con la digitalización y la transmisión de datos, los artistas ya no sólo emplean el medio como una forma para capturar fotografías, como evidencia o documentación, sino más bien como una herramienta para la creación de imágenes. Su curiosidad por explorar el medio partiendo de ideas y métodos como la experimentación, la construcción o la recolección de archivo para producir mundos propios estrechamente ligados a la imaginación, permite generar nuevas conversaciones sobre las condiciones en que se encuentra la fotografía y su significado hoy en día.

 
En la actualidad se ha generado una gran variedad de términos con el fin de poder definir el medio fotográfico; después del nacimiento de la imagen digital, se han acuñado términos como postfotografía, protografía, fotografía líquida, fotografía vernácula instantánea, fotografía neobarroca, entre otras muchas. Todas estas definiciones se atribuyen principalmente a la democratización del medio fotográfico con la aparición del smartphone, ampliado con el uso de plataformas como Instagram, que se han convertido en medios legítimos para la producción, la curaduría, el intercambio y el consumo de imágenes.

 
Nos encontramos en un momento de la historia de la humanidad en donde el homo-sapiens ha sido reclasificado por el homo-fotograficus, donde el lenguaje ha sido desplazado por las imágenes. Toda nuestra memoria colectiva, las experiencias de vida se producen, filtran, comparten, archivan y desvanecen masivamente con un solo clic. Pero ¿cuál es la consecuencia de esta masificación y proliferación de fotografías digitales en las artes? ¿Cuál es el sentido para un artista de hacer uso del medio fotográfico para resolver una pieza plástica? ¿Todavía se crean “fotografías” o nos enfrentamos simplemente a la producción infinita de imágenes ubicuas?

 
Más que darle una respuesta específica a cada una de estas preguntas que cuestionan el panorama actual de la fotografía, es importante resaltar cómo distintas generaciones de artistas están abordando la forma de acercarse a este medio. La presente exposición titulada Translocaciones: Imágenes de una nueva era fotográfica reúne propuestas de artistas iberoamericanos comprometidos con la práctica fotográfica, que transforman métodos tradicionales análogos o prueban con nuevos procesos de postproducción digital avanzada para generar imágenes que se alejan de los fundamentos clásicos, y donde la forma de ejecución es ahora también protagonista. Aunque es complejo definir el significado de lo que es una fotografía por la naturaleza de la era digital, los proyectos presentados en esta exposición se aproximan de diversas formas al medio, rozando inclusive los límites de otras disciplinas como el dibujo, la ilustración, la instalación, la escultura y la pintura. Los trabajos artísticos son disímiles en temas y técnicas, pero la mayoría tiene algo en común: en el resultado final el sujeto es fabricado, que es una de las características que define este nuevo periodo por el que atraviesa la fotografía contemporánea.

 
Homo-fotograficus: término acuñado por el catalán Joan Fontcuberta en su texto “La cámara de Pandora”.
Fotografía Líquida: Término principalmente planteado en 1950 por Zygmunt Bauman en su texto “Modernidad líquida y fragilidad humana”.
 
Feil, M.(Abril de 2014). Under Construction. Foam, (38), p.24-32.

 
Santiago Forero y Javier Vanegas

Obras

 

Panorámicas