HUANCHACO

Publicado

“Manual para hablar con Dios”

 

Espacio Proyectos
Septiembre 15 a Octubre 15 de 2016



Enviar un mensaje a Dios, definitivamente podría causarnos gracia.

 
En julio de este año conocí el “templo” Alfa y Omega, cuyo fundador es Antonio Córdoba. Él asegura que fue llevado al “Planeta Amarillo”, por un extraterrestre llamado Luis, quien le habló en español. Luis le entregó 4.000 rollos o “dibujos telepáticos” (Apocalipsis 5) que contienen el nuevo conocimiento universal.

 
Luis, el extraterrestre proveniente del macrocosmos, específicamente de la galaxia de Trino, vivió por una temporada de 3 años en Lima, donde fundó un templo para conservar los rollos que quienes siguen a Antonio denominan hoy la “nueva biblioteca de Alejandría”. Luis partió a finales de los años 70 y aún siguen esperando su retorno. Es significativo mencionar que, según este templo, el hijo de Dios hecho hombre vino a la tierra en tres oportunidades: primero como Moisés, luego como Jesús y finalmente como Luis, quien aparentemente, según la creencia del templo Alfa y Omega, regresará para el juicio final.

 
Nunca he cuestionado la fe, y debo decir que fui educado en un colegio religioso. Por esto entrar a husmear templos es parte de mi rutina. Sin embargo, es la primera vez que me encontraba con un templo que tenía un cristo en la entrada y, al interior, la adoración a un platillo volador y a unos jeroglíficos espaciales.

 
Fervientemente asistí todos los domingos a dicho templo y gracias a esto pude obtener una reunión con Antonio, de 82 años, el día 19 de agosto, en donde él me enseñó los rollos en persona. La pregunta que me quedó resonando fue: “si es cierto que Luis es el hijo de Dios, y los rollos son el “nuevo conocimiento universal”, ¿qué debo hacer para comunicarme con Luis?, ¿Cómo llamo su atención?”. Averigüe sobre la posibilidad de construir un trasmisor de radio pirata que pudiera enviar una señal al espacio. Tendría que ser de noche, ya que el sol suele ionizar las señales. Pero, ¿Qué enviar? -Muy sencillo, los mismos dibujos o rollos telepáticos escaneados, y por medio de un programa que mide el espectro, transformados en ondas sonoras transmisibles por radio.

 
Para buscar la objetividad en este proyecto había que llamar a alguien que comprendiera esta clase de temas y cuya trayectoria denotara objetividad en el proceso. Conseguí entonces al grupo argentino de música experimental Vlüba, que desde hace dos décadas han investigado y trabajado en los fenómenos OVNI o UFO. Al contactarlos por Skype, descubrimos que uno de sus primeros discos de tendencia UFO se llamaba, coincidencialmente, Alfa y Omega; aspecto que fue determinante.

 
El 22 de agosto a las 3:30 de la madrugada fueron enviados al espacio, a través de una señal pirata de radio, los sonidos de un concierto realizado por Vlüba, cuyas partituras eran los escaneos realizados de los dibujos, realizados el 19 de agosto. El lugar escogido fue la playa de Yaya, en Chilca, a 86 km de Lima, por ser considerado éste, un punto de encuentro OVNI.

 
Esta es la primera aproximación a un proyecto que está iniciándose, en donde se busca la documentación de no solamente todo el proceso, sino también, de la ideología del templo y de las posibles señales de una respuesta alienígena.

 

Huanchaco

Obras

 

Panorámicas