Pedro Meyer

Publicado

Y sigo siendo el rey…

Julio 7 a Agosto 20 de 2011

 

Pedro Meyer lleva cuarenta años en el mundo del arte fotográfico y es uno de los más connotados representantes de la fotografía mexicana contemporánea. Ha sido pionero en el lenguaje digital, autor de varios libros, curador y director de ZoneZero, famoso sitio virtual que recoge portafolio de más de mil fotógrafos alrededor del mundo. Meyer ha expuesto su trabajo en más de doscientas muestras en diversos países y su obra hace parte de importantes colecciones privadas y de los más prestigiosos museos. La obra que Meyer presenta en El Museo es una serie de fotografías en blanco y negro titulada “Y sigo siendo el rey…”, una severa crítica a la industria petrolera estatal mexicana. Mostrando el paisaje humano del trabajador raso, desde los barrenderos, operarios, bomberos y confeccionistas de los uniformes de los obreros, nos revela, en magníficas imágenes, la vida cotidiana de las actividades que hombres y mujeres, trabajadores de la base, llevan a cabo para dar soporte a la poderosa industria del petróleo.

 

 

Boletín

La Fotografía se toma la Galería El Museo

En desarrollo de su visión de estar a la vanguardia de las manifestaciones de la plástica contemporánea, dentro de las cuales se destaca particularmente el arte fotográfico, la Galería El Museo acoge, a partir del próximo 7 de julio, la obra de tres reconocidos artistas quienes desde distintas miradas y posiciones conceptuales expresan su versión particular del mundo. Ellos son, el mexicano Pedro Meyer y los colombianos Carlos Duque y Sebastián Dávila; tres generaciones, tres propuestas.

 

Pedro Meyer lleva cuarenta años en el mundo del arte fotográfico y es uno de los más connotados representantes de la fotografía mexicana contemporánea. Ha sido pionero en el lenguaje digital, autor de varios libros, curador y director de ZoneZero, famoso sitio virtual que recoge portafolio de más de mil fotógrafos alrededor del mundo. Meyer ha expuesto su trabajo en más de doscientas muestras en diversos países y su obra hace parte de importantes colecciones privadas y de los más prestigiosos museos. La obra que Meyer presenta en El Museo es una serie de fotografías en blanco y negro titulada “Y sigo siendo el rey…”, una severa crítica a la industria petrolera estatal mexicana. Mostrando el paisaje humano del trabajador raso, desde los barrenderos, operarios, bomberos y confeccionistas de los uniformes de los obreros, nos revela, en magníficas imágenes, la vida cotidiana de las actividades que hombres y mujeres, trabajadores de la base, llevan a cabo para dar soporte a la poderosa industria del petróleo.

 

Carlos Duque es el reconocido publicista, diseñador y fotógrafo, autor de innumerables campañas comerciales y políticas. Duque, quien tiene un amplio recorrido en el mundo de la imagen es autor de varios libros que recogen su trabajo fotográfico realizado para distintos medios impresos colombianos entre los que se encuentran el periódico El Tiempo, las revistas Semana y Diners. Ha realizado varias exposiciones individuales en los museos de Arte Moderno de Bogotá y Cali, en el Museo Cervantes de Guanajuato, México en el Festival Cervantino y en la galería Koogei de Tokio en exposición colectiva con cuatro artistas colombianos en el marco de los 100 años de relaciones Colombia-Japón. “Shopping Planet”, se titula la serie de fotografías digitales que expone Duque en El Museo. Esta muestra se interpreta como una ruptura con su estilo tradicional de fotografía caracterizado por el retrato de personalidades de la cultura, la política y la actuación. Su temática abre una agresiva reflexión sobre el mundo de los medios, las marcas y el mundo virtual que caracteriza a la publicidad y que muchos podrán interpretar como antipublicidad.

 

Sebastián Dávila, el más joven de los tres artistas expositores en su muestra “Un espacio de tiempo definido”, hace gala de un poderoso lenguaje visual con tres tipos de imágenes; amplios espacios arquitectónicos donde las fachadas y los muros sirven de telón de fondo a la figura humana que los recorre, imágenes captadas desde un ángulo cenital donde los fondos son la superficies de las calles y los andenes con su grafismo característico, y una tercera serie que dramatiza la dimensión humana frente al paisaje utilizando diminutas figuras que convierten el espacio circundante en un universo de soledad. Dávila ha expuesto en diferentes galerías tanto a nivel nacional como internacional y ha sido merecedor del premio de la convocatoria de la Galería Santafé y de la mención honorable del IPA, International Photography Awards.

 

Con ésta exposición, La Galería El Museo quiere dar un decidido impulso al arte fotográfico contemporáneo reconociendo que este lenguaje plástico ha escalado posiciones destacadas como lo demuestran el interés de ferias, museos y colecciones públicas y privadas alrededor del mundo, tendencia que se refleja con vigor en nuestro país con la producción de tantos artistas que hoy se mueven en el ámbito internacional del arte.

 

La exposición estará abierta al público hasta el sábado 6 de agosto de 2011 en la Galería El Museo: Carrera 11 No. 93 A- 43. Lunes a viernes de 10:00 a.m a 7:00 p.m, sábados de 2:00 p.m a 7:00 p.m en jornada continua.

 

Obras

 

 

Panorámicas

 

 

Prensa

 

 

Textos

leer

Pedro Meyer lleva cincuenta años en el mundo del arte fotográfico y es uno de los más connotados representantes de la fotografía contemporánea. Ha sido pionero en el lenguaje digital, autor de varios libros, curador y director de ZoneZero, el más visitado y más famoso sitio virtual que recoge portafolio de más de mil fotógrafos alrededor del mundo. Meyer ha expuesto su trabajo en más de doscientas muestras por todo el mundo y su obra hace parte de importantes colecciones privadas y de prestigiosos museos.

 

A mediados de los ochenta, luego de concluir su ciclo como Presidente del Consejo Mexicano de Fotografía y en pleno momento de madurez creativa, Meyer comenzó a explorar las cualidades de un proceso que afectaría toda la cultura al final del milenio: la digitalización. Las perspectivas que visualizó entonces, lo llevaron a indagar, concebir y criticar las formas en que la fotografía tomaría parte de esta nueva era, situando los problemas que esta relación conlleva desde su identificación con los tres ejes que sustentan su labor creativa: la crítica de la representación, la función testimonial, y la memoria como depósito de la experiencia. La coincidencia entre estas ideas y los replanteamientos de la fotografía en la era digital le han llevado a concebir algunas de las iniciativas más exitosas en este campo.

 

Es por ello que las imágenes de Pedro Meyer abren una amplia veta de reinterpretación de la fotografía a partir de que, aprovechando sus antecedentes como “fotógrafo documental”. Ha puesto en crisis los conceptos básicos de esta práctica, sirviéndose, justamente, de los medios que han sido causa de que diversos autores dedicados al registro de hechos sociales rehacen su empleo, argumentando que se pierde la principal cualidad de la fotografía: su criterio de verdad. Meyer ha puesto la mira en otra parte: en la imagen como conocimiento, una posición más consistente frente a las veleidades de “lo verdadero”. Frente a ellas, Pedro Meyer desglosa en sus imágenes o narraciones su relación con la realidad, enfatizando o matizando los alcances de su percepción y extendiendo así a otros una comprensión compleja del fenómeno fotográfico.

 

La serie de los petroleros, de donde surgen algunas imágenes de esta exposición, se realizaron con motivo de los cincuenta años de la expropiación petrolera, para lo cual la empresa PEMEX ( Petróleos Mexicanos) propiedad del Estado Mexicano, contrató a Pedro Meyer, para hacer un libro : Los Cohetes duraron todo el día .  Ese libro, por razones obvias contenía una dedicatoria al ex presidente Lázaro Cárdenas, quien era el que ordeno la expropiación de la industria petrolera en su momento.  Ahora bien, el libro con las imágenes, coincidió en su salida de imprenta (1988) con el momento en que Carlos Salinas, llega a la Presidencia, bajo la sospecha de haber cometido un fraude electoral en contra de Cuauhtémoc Cárdenas, su contendiente, e hijo del famoso general y ex presidente.

 

Una exposición con las fotos de los petroleros, que estaba por ser inaugurada en el Palacio de Bellas Artes en Mexico, fue cancelada. El libro, desapareció de las bodegas de Pemex, y nunca fue puesto en circulación. Ese libro está considerado hoy como uno de los más interesantes libros foto-documentalistas de su momento, y en el mercado de libros de fotografía, se cotiza, cuando llega a aparecer alguno, en muchos miles de dólares.

 

Pero si «los cohetes de Pedro Meyer» no pudieron elevarse entonces (¿metáfora de «la fiesta del petróleo» mexicano que tampoco se puede celebrar ahora?),sus imágenes siguen siendo efeméride del trabajo y la emoción cifrados en esa empresa-símbolo porque —dice Meyer en el prefacio de su libro— «también son petroleros el oficinista, el bombero, […] el zapatero o el sastre que arregla la ropa de los trabajadores; el paletero, el campesino o pescador de la región, etc. Para mí, cada uno de ellos y sus familias, en cualquier hora del día o de la noche, también son […] petroleros», constructores de esa realidad.

 

 

“Se dice que la poesía es la otra forma de usar el lenguaje. Sin embargo, cuando hacemos referencia a otras artes, en nuestro caso específico la fotografía, parece que utilizamos el término poesía para describir una forma particular de imágenes, siendo las «otras» el equivalente a la prosa. También se dice que la poesía es como es, porque se ve de cierta manera y tiene esa forma porque tiene cierto ritmo y viceversa. Aquí estamos hablando ya de elementos formales que le darían a la fotografía una conexión más íntima con la poesía como lenguaje y que nos ayudan a echarle un vistazo a la fotografía. La lucha perenne por distinguir la poesía de la prosa, es equiparable a distinguir la lluvia de la nieve; todos somos más o menos capaces de hacerlo y, sin embargo, existen algunos climas en donde no es ni una ni la otra.»

Pedro Meyer

 

 

Hoja de vida

hoja de vida

Pedro Meyer es uno de los pioneros y más reconocidos representantes de la fotografía contemporánea. Fue el fundador y presidente del Consejo Mexicano de Fotografía y el organizador de los primeros tres Coloquios Latinoamericanos de Fotografía. Además de su trabajo artístico y fotográfico, Pedro Meyer ha sido maestro en varias instituciones de prestigio así como también curador, editor, fundador y director del destacado portal web ZoneZero, el cual presenta el trabajo de más de mil fotográfos de todo el mundo, y que cada mes es visitado por más de 200,000 personas.

 

En 2004 Pedro Meyer se fijó lo que parecía una meta imposible: obtener la primera retrospectiva simultánea en todo el mundo. Este proyecto, titulado “Herejías”, constaba de más de 60 exhibiciones en 17 países alrededor del mundo, una base de datos que contiene el trabajo de su vida entera ( más de 350,000 imágenes y documentos) y un libro con el mismo título. Esta retrospectiva mundial se celebró en octubre de 2008. Para mayor información acerca de este proyecto consulte www.pedromeyer.com.

 

En 1991 publicó el primer CD ROM del mundo que tenía sonidos e imágenes completamente integrados titulado “Fotografío para Recordar”. También es el autor de los libros “Tiempos de América”, “Espejo de Espinas”, “Los Cohetes duraron todo el día”. Su libro “Verdades y Ficciones: Un Viaje de la fotografía documental a la digital”, editado por Aperture, más tarde, también fue convertido a CD ROM en 1995, por Voyager . “Lo Real y lo Verdadero” , publicado por Peach Pitt Press, salió en 2005. Su libro más reciente “Herejías” salió en 2008 y lo publicó la casa editorial Lunwerg.

 

Pedro Meyer ha impartido más de cien conferencias sobre fotografía y nuevas tecnologías en festivales importantes, museos y instituciones académicas en México, Estados Unidos, Inglaterra , Alemania, Argentina, España, Ecuador y Suecia entre otros. Ha sido artista invitado en la Universidad de Colorado en Boulder, en el Centro de Estudios Fotográficos en Vigo, España y en el Arizona Western College en Yuma, Arizona. Su trabajo ha sido presentado en más de 260 exhibiciones en museos y galerías alrededor del mundo y es parte de colecciones permanentes muy importantes que incluyen: El Museo Nacional de Arte de China en Beijing, El Museo de Arte de Guangzhou, también en China, El Museo de Arte en Akron, Ohio, El Museo de Queens en Nueva York, El Centro Australiano para la Fotografía en Sydney, El Museo de Arte Moderno de San Francisco, El Museo de Victoria y Albert en Londres, El Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou (Musée National d’Art Moderne Centre Georges Pompidou) en París, El Centro Internacional de Fotografía también en Nueva York, La Casa de George Eastman (George Eastman House) en Rochester, Nueva York, El Museo de Fotografía de California, en Riverside, El Centro para Fotografía Creativa en Tucson, Arizona, Casa de las Américas, en La Habana, Cuba, Centro Studie e Archivo della Comunicazione dell’ Universitá de Parma, Italia, y Comuna di Anghiari, Palazzo Pretorio, Italia entre otros.

 

Le otorgaron la prestigiosa beca Guggenheim en 1987, el Premio Internazionale di Cultura Città di Anghiari en 1985, y en 1993 recibió el the National Endowment for the Artsen conjunción con Jonathan Green y el Museo de Fotografía de California en Riverside. También ha recibido numerosos premios en las Bienales de Fotografía Mexicana y recibió la primera beca destinada a un proyecto para la Web, otorgada por la Fundación Rockfeller.En 2007 Pedro Meyer creó La Fundación Pedro Meyer para contribuir a la reflexión, interpretación, e investigación en lo que se refiere a la imagen fotográfica dentro del marco de las nuevas tecnologías. Actualmente es el director de la Fundación y un artista muy prolífico cuyo trabajo personal constantemente despierta preguntas filosóficas y explora cambios tecnológicos.