Niños Peligrosos

Publicado

Marzo 14 a Mayo 15 de 2013
 

Invitados de José Horacio Martínez

 
Camilo Aguirre – Etienne Demange
Edgar Jimenez – Cynthia López – Luto – Jorge Magyaroff
Fabio Melecio Palacios – Diego Mendoza – Eduardo Motato
Jimmy Villegas

 

Obras

Camilo Aguirre

  Sin Título

En estos dibujos parte de la relación entre imagen y texto escogiendo relaciones entre recuerdos, libros y películas. Aunque, en este caso, las relaciones no apuntan hacia lo narrativo sino hacia una reflexión puntual. Como escenas rápidas en las que se piensa sobre algo complejo y, a veces, abstracto.

Etienne Demange

  CUARTO UNO o la Naturaleza de la materia.

Esta obra sincrética expresa la fusión concebida de la confrontación entre mi cultura católica y los mitos indígenas de la creación.

Se trata de una introspección sobre las huellas del hombre a través de la muerte. De esta imagen popular y religiosa, que es el Sagrado Corazón, realice una vanidad; que funciona como el test de Rorscharch: cada uno interpreta la imagen y expresa lo que ve.

Resultado de una investigación realizada en el museo Arqueológico de La Merced, (Primera edificación de la ruta de los La conquistadores en Santiago de Cali). El proceso duró un año en el cual me dediqué a dibujar los diseños que se encontraban en las diferentes piezas arqueológicas expuestas en el museo La Merced. Al final de esta investigación, encontré la mitad de una reliquia pre colonial hecha en madera con técnicas ancestrales, para los primeros monjes de la misión.

Mi aporte a esta reliquia fue completarla de manera simétrica plasmándola en el papel.


Lipsanoteca colonial

Esta producción artística trata del poder o de la fascinación al sufrimiento por el tema de la muerte, característica de la época del barroco en la religión católica. Las imágenes del sufrimiento de las almas perdidas sirven menos para provocar miedo y más para someter a la gente. Quiero decir que estas imágenes permiten de trasladar el poder de las pulsaciones, relativas al miedo, en el reconocimiento de la justicia y de la autoridad. Este trabajo fluye a través del pensamiento en los Cementerios de los Capuchinos en Roma.

Esta obra es el resultado de una investigación sobre el tema de las representaciones religiosas del cuerpo durante la época del barroco, en el Departamento de Boyacá especialmente en las iglesias de la ciudad de Tunja. También fue de gran apoyo la exposición y del seminario “Habeäs Corpus – Que tenga (un) cuerpo (para exponer)” presentado en el Museo del Oro de Bogotá – curaduría Jaime Borja y José Alejandro Restrepo.

1) El cuerpo de la muerte, yacente y fragmentado P.26 Jaime Humberto Borja Gómez.

Edgar Jimenez

  De la serie Blaxplotación

Los autos lujosos y las armas hiecieron del cine afro una especie en via de extinsion en corto tiempo . Esta pieza retoma la historia del Cartel en el cine, principal herramienta del cine de serie b. donde los protagonistas y las letras se pintaban a mano. Hace parte tambien de la serie de heroinas del cine afroamericano de los años 70. Y muestra la direccion inesperada que empesaba a tomar este genero de cine, dando papeles protagonicos a mujeres negras.

Cynthia López

  De ida y vuelta

De Ida y De Vuelta ha sido pensada a modo de instalación, pues los dibujos van dispuestos de manera horizontal de 5 a 10 cms elevados del suelo, y emulan un mándala de la flor de la vida que encarna al mismo tiempo la relación cosmogónica entre sol, luna y tierra//Padre, madre e hija: compuesto por una flor central que representa la tierra con 16 pétalos y una corola; una flor de 6 pétalos que representa el sol y una de 4 pétalos en representación de la luna.

Compuesta en su totalidad por 28 dibujos en tinta china de diferentes tamaños. Los formatos son: 26 diamantes (8 mayores y 18 menores según su categoría), 1 dibujo de medio pliego y 1 dibujo circular de 70 cms de diámetro.

Luto

Jorge Magyaroff

  Incisiones

Manchas… Manchas conceptuales, teóricas, académicas; manchas de poder, de poder ser; manchas por sometimiento a gobiernos, a estructuras, a sistemas simbólicos mediados para producir y organizar la vida social, para canalizar y capitalizar las emociones y placeres, para comprar los deseos y los sueños, para determinar sin darnos cuenta la llana y frustrada invención de nosotros mismos.

Lo que en la humanidad trasciende a través del pensamiento, no es más que la materialización de estructuras de la imaginación; escenarios de construcción que a través de las mentes, plumas y colores, letras y números, justifican la fuerza de la ficción con la que nos inventamos, sucumbimos y soñamos… al final todo vuelve, el silencio y el cuento en donde nos perdemos, donde queremos perdernos; la historia que desde pequeños necesitamos para encontrarnos, para contarnos, para existirnos…

Los esquemas culturales y sistemas de significación creados a partir de conjeturas que una y otra vez han sido estudiadas, pensadas, reconstruidas, transgredidas; establecen luengos regímenes de auto consentimiento, donde redundamos y sangramos, sangra el aliento y la tierra y la vida formada, sustentada y dirigida en función del comercio de las ideas.

Estas pinturas objetuales están desbordadas de diálogos por confrontaciones políticas, por la alineación de códigos y símbolos que al ser usados y abusados dejan en el ámbito natural hondas cicatrices de impotencia e ironía, huellas de sangre, sangre inmaculada, olvidada, sangre de un tiempo que se burla de la esencia de lo que nunca fuimos, ni quisimos ser…

Las Incisiones, perforaciones y paredes golpeadas, pintadas, repintadas, hablan con todos los fantasmas de las obras que alguna vez colgaron de ellas; mientras los artistas y coleccionistas (o tal vez sus egos) ocultan en medio de una estética instituida, la belleza de una oriunda fealdad que en su enferma mudez guarda con sigilo colores, siluetas y emociones, de aquellas sombras que al final profundizan el escarnio de las almas laceradas.

Las heridas se curan solo cuando sangran; como el placer y el dolor, vida y muerte son una; se enaltece la vida, cuando nos sabemos en la muerte; hay que sangrar, dejar morir, chorrear las ideas; el pensamiento es voluble, la naturaleza inmutable y la belleza es solo el resultado de lo monstruoso que fuimos y seguiremos siendo…

Leonardo Guayán Jaramillo (León)

Fabio Melecio Palacios

  Bastón de abuelo

Son un juego de imágenes amorfas que buscan hacer conexión con las costumbres y los recuerdos pasados y como de alguna manera los objetos o representaciones cual sea su forma o materia nos envuelven en una misticidad. En una serie de emociones que me trasladan al pasado, a esos juegos de niñez y a esa imagen del abuelo que se refiere al bordón que todos queremos tener pero que en ocasiones se nos diluye para dejar registro de una presencia en el tiempo.

Diego Mendoza

  De la serie Graphis – Loggia (graphis del latín: Lápiz o línea y loggia del italiano: estudio o galería).

Al pensar en la experiencia que he tenido con el paisaje de la región donde crecí (vereda la Venta de Cajibío – Cauca), me doy cuenta que esa mirada a la naturaleza siempre ha estado anestesiada, o mejor ciega. En la vereda, predominan grandes extensiones de bosques de pino y eucalipto, propiedad de la empresa Smurfit Kappa Cartón de Colombia. Esta empresa, desde que llegó en los años sesenta a la región, compró cientos de hectáreas de terrenos, y arrasó la naturaleza nativa, remplazándola por sus plantaciones forestales, destinadas a la producción papelera.

De esta manera, la reflexión que surge sobre este espacio rural, es que la presencia en sus alrededores de bosques cultivados, modificó el territorio para siempre, cambió el ecosistema, a la vez que afecto la percepción de sus habitantes, que creen que el paisaje forestal actual, es nativo o propio del lugar, es más, se percibe como un paisaje natural caucano.

Continuando con esa mirada analítica al paisaje, también veo el avance progresivo de las torres de telefonía celular en todas las topografías, sin excepción, estas estructuras artificiales se han ido instalando por Veredas, pueblos y ciudades de Colombia, como símbolo de poder y avance tecnológico. Lo curioso, es que las empresas de telefonía celular están modificando el territorio colombiano y la percepción de sus habitantes, que terminan por adoptar estas estructuras metálicas como parte del entorno. La conclusión es que las antenas de telefonía celular con sus colores blanco y naranja, se han convertido en protagonistas infaltables en la panorámica del paisaje rural o urbano, pues indican a dónde mirar.

Teniendo como base de investigación estos referentes de intervención al paisaje, nace el interés por reinterpretar a través de la escultura y el dibujo la imagen del árbol de eucalipto y la torre de telefonía celular. Entonces, empiezo a buscar correspondencias entre ellos, y así, resulta la idea de fusionar estos elementos, para proponer una nueva especie de hibrido que habita en el paisaje, es decir el árbol – antena, que visto en perspectiva al cielo emite múltiples señales de interpretación sobre la naturaleza y la tecnología, lo natural y lo artificial.

Eduardo Motato

  La temática de mi trabajo surge a partir de la experiencia directa con lugares específicos de la ciudad y con el hecho de recorrer y/o caminar la ciudad como una acción espontánea de cualquier ciudadano que necesita desplazarse sobre ella. Estos lugares específicos a los que me refiero se conocen con el nombre de ollas o guettos, espacios marginados que subsisten en el sistema social de un país, y que en mi caso, aparecían en el transcurso del recorrido que hacía de la casa a la universidad y viceversa.

De esta manera, mi interés se vuelca hacia la estética que caracteriza estos lugares en su totalidad, y la rivalidad que se crea en relación al aparente desarrollo normal que ejerce la ciudad.

Jimmy Villegas

  Orgullo – Barato

La imagen en las pinturas puede tener diversas lecturas, desde la percepción general que define los productos fabricados en USA como de alta calidad en contraposición a los fabricados en China, asociados a lo barato u ordinario; hasta las posibles implicaciones políticas y económicas que puede desencadenar una mirada reflexiva. En este caso he empleado la imagen de una pistola como referente de esos objetos de consumo, una imagen con el poder suficiente para arrastrar otra serie de instantáneas y generar ambigüedad.

Me interesa que el observador se acerque a algo que pueda reconocer y disfrutar desde la mera presentación de las formas, el impacto visual, que luego lo llevará al descubrimiento de la obra.


 

Panoramicas