Juan Antonio Roda

Publicado

“Homenaje”

 
Galería 2
Abril 26 a Mayo 24 de 2014
 

Boletín de Prensa


La Galería El Museo inaugura conjuntamente tres muestras expositivas. En la Sala del Primer Piso se presenta la exposición de retratos del maestro Luis Caballero (Bogotá, 1943-1995); en la Sala del Segundo Piso se rendirá homenaje al maestro Juan Antonio Roda (Valencia, 1921-2003), conmemorando los 10 años de su muerte, y en el espacio de proyectos Espacio1, se exhibirán los trabajos recientes del joven artista bogotano Gonzalo García (Bogotá, 1981), con la presentación de su proyecto Insectopías.

Paralelamente a la muestra que se presentará en el Museo Nacional de Bogotá, La Galería El Museo, rinde homenaje al maestro Juan Antonio Roda, conmemorando los 10 años de su fallecimiento. La exposición presenta una selección de pinturas y dibujos de diferentes períodos, donde se constata la inclinación del artista por los lenguajes de la abstracción y la figuración, que con la destreza técnica que siempre le caracterizó, ocupó gran parte de su producción artística. Como Caballero, Roda convirtió el retrato en uno de los temas centrales de su obra, desarrollando un lenguaje personal a través del uso de las líneas y las capas de color. Juan Antonio Roda fue uno de los principales representantes de la modernidad en Colombia, y toda su trayectoria creativa contribuyó al aprendizaje y formación de grandes figuras del arte colombiano como Lorenzo Jaramillo, Beatriz González y Luis Caballero, quienes reconocieron en él, el rigor necesario para trascender en el mundo del arte.

Las exposiciones estarán abiertas al público hasta el sábado 24 de mayo en la nueva sede de la Galería El Museo: Calle 81 No. 11 – 41. Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 7:00 p.m. y sábados de 11:00 a.m. a 7:00 p.m. en jornada continua.

La obra de Roda es autónoma y emocional, el artista siempre estuvo interesado en la búsqueda de la capacidad expresiva de la pintura y el dibujo sobre el lienzo y el papel. Su trabajo es un constante diálogo entre la modernidad y la tradición de la pintura figurativa, ya que fue muy cercano a los lenguajes expresivos de grandes artistas del siglo XX como Chagall, Picasso y Matisse, entre otros. Sin embargo, también estuvo muy influenciado por artistas de siglos anteriores como Velázquez, Rembrandt y Goya. Esta combinación de influencias dio como resultado obras llenas de expresividad, pero al mismo tiempo cargadas de un interés constante por desentrañar las claves sicológicas y emocionales del ser humano.
 
Uno de los géneros más recurrentes en la obra de este artista fue el retrato en el cual como él mismo decía: “… es un acercamiento al ser humano donde para el artista hay un planteamiento plástico. Se trata de captar la expresión y la sicología de la persona por medio de sombras o, en el caso del color, este debe también expresarlo todo.”
 
El éxito de este radicó en la constante posición crítica frente a su proceso creativo que mantuvo a lo largo de toda su carrera, ya que nunca cayó en fórmulas a pesar de su éxito comercial y la aceptación por parte de la crítica; por esta razón su obra es sincera y auténtica. Además también contribuyó de manera constante en la formación de artistas, tanto en la Universidad Nacional como en la Universidad de los Andes, desde donde ejerció una enorme influencia en grandes figuras del arte nacional como Lorenzo Jaramillo, Beatriz González y Luis Caballero, entre otros, quienes reconocieron en él, el rigor necesario para trascender en el mundo del arte.
 
La obra de Juan Antonio Roda se ha exhibido en muchas exposiciones alrededor del mundo y fue merecedor a lo largo de toda su carrera de muchos premios, desde muy temprana edad como lo fue en 1945, a los 24 años, cuando obtuvo el Primer Premio del Salón de Artistas Jóvenes de Barcelona. Posteriormente, en 1954 fue merecedor del Primer Premio Salón Artistas Españoles residentes en Paris; en 1962 ganó el Segundo Premio, XIV Salón Anual de Artistas Colombianos, y en 1964, ganó el Premio Especial, XVI Salón de Artistas Colombianos.
 
Roda igualmente fue reconocido por como un extraordinario grabador dedicándole a esta técnica gran parte de su creación artística. Su destreza en el arte gráfico, también fue premiada en diferentes ocasiones como en 1971 cuando ganó el Primer Premio de grabado, en la I Bienal Americana Artes Gráficas de Cali. En 1972 obtuvo el Premio Mención Honorable, en VIII Bienal Internacional de Arte Gráfico de Tokio. En 1973 recibió el Premio a mejor grabado latinoamericano en blanco y negro conferido en XII Bienal de Sao Paulo, entre muchos otros premios y distinciones