Alejandro GARCÍA

Publicado

“Topografía Salvaje”

 

 

Espacio Proyectos
Febrero 2 a Marzo 15 de 2019

 

 

La muestra de Alejandro García Restrepo (Medellín, 1983) es un recorrido por paisajes emocionales que surgen de la simbiosis y mezcla de diversos aspectos de la naturaleza. Lo salvaje es lo que no ha sido incorporado al universo doméstico humano, que es lo que surge naturalmente sin la intervención del hombre. Pero también, salvaje es el calificativo que se le da a la condición primitiva de algún grupo humano que no ha entrado en contacto con la civilización. Anteriormente la naturaleza se imponía sobre el hombre, pero con el tiempo hemos logrado ejercer control sobre ésta. La muestra Topografía Salvaje es un ejercicio imaginativo que indaga en la visión de ese hombre primitivo sobre un paisaje que le es indómito. Quizás el desasosiego existencial del hombre actual tenga que ver con un movimiento espiritual que lo lleva de vuelta a lo salvaje.

 

 

Entre sus dibujos, video y gabinetes de curiosidades se encuentran elementos de esta naturaleza “aparentemente” fragmentada, en la cual los objetos se conectan con las imágenes, las fotografías y el vídeo. Entre sus dibujos y gabinetes de curiosidades se reúne el interés del artista por capturar la esencia de lo natural, ya sea fragmentándola en sus múltiples partes o disolviéndola en atmósferas inquietantes. Su vídeo El misterio del sueño en las aves es una especie de mito que transcurre al interior de un huevo. En este mundo oval vive una mujer que llama a las aves imitando su canto, pretendiendo fundirse con ellas y con el paisaje: emergen los trinos de pájaros y una voz humana que imita el canto de estos, envolviendo al espectador y creando una atmósfera inquietante.

 

 

En palabras del artista, una Topografía Salvaje es un paisaje del deseo: los ojos excitados por las formas y colores recorren el panorama y revelan estructuras nuevas que surgen al toque del espíritu obsesionado. Es un paisaje que precede nuestra existencia, que aparece de pronto como un criminal en una encrucijada de caminos; siempre ha estado ahí, pero nos sorprende cuando lo descubrimos. Es una postal de otro mundo que se vislumbra por entre las fracturas del universo cotidiano como se ven las vísceras a través de una herida. Una topografía salvaje es una anatomía del universo, tratado este como si fuera un animal fabuloso, con su piel, sus huesos y su sangre. Es un paisaje dentro de otro paisaje.

 

 

El virtuosismo de García se traduce en sus delicados dibujos donde la topografía del paisaje se funde entre el plumaje de aves que se desaparecen en la niebla, es la poesía de un lugar indómito, donde reina el caos y la ambigüedad de un espacio que aún no ha sido domesticado. En definitiva, el encuentro entre lo natural y lo humano es un diálogo o un combate.

Alejandro García es egresado de licenciatura en educación en Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia y se desempeña como artista visual e ilustrador independiente.