MARCO MOJICA

OBRA ÚLTIMA DÉCADA

FEBRERO 13 – ABRIL 17 | 2021

-“¿ Si pudieras ser una técnica o un material artístico, cual serias? - ...papel”.

Esa fue la respuesta que di hace unos años a una pregunta en una entrevista para el periodico arteria, señalando la importancia (y el afecto) del papel en mi trabajo, incluso mucho antes que mis dibujos se convirtieran en “obras”.

La actual exposición , es un recorrido a lo largo de los 10 últimos años de mi obra en papel. Bling Bling, Banda sonora, Cocktail clothes o Tecnirama son los nombres de algunas de las series a la que pertenecen los dibujos que conforman esta muestra.

La idea de imaginar un objeto contundente, con piedras preciosas y oro en contraste con el nombre de grandes museos fue la génesis de una serie como Bling Bling. El “Bling Bling”, esa onomatopeya que le dio el nombre a toda una visual del exceso, para muchos de muy, muy mal gusto, para otros muy popular, o para algunos popular o de mal gusto, es lo mismo. Encuentros y asociaciones en la ficción del dibujo. Una manopla con el logo emblemático de un museo,en letras al estilo bling bling, es en resumidas cuentas un encuentro de lo popular, con lo culto, del “buen gusto” con el “mal gusto” dando como resultado la imagen de un objeto extraño por sus orígenes, cargado de humor, sobre todo si llegase a tener un uso práctico en la vida real.

Hace algún tiempo (no sé si aún existan) existían unas revistas llamadas “cancioneros”, eran publicaciones con las letras de las canciones más populares del momento, acompañadas con las imágenes de los artistas correspondientes. Banda Sonora es una variante de estas publicaciones, la imagen de un libro se repite en uno y otro dibujo en cuyas páginas aparece de un lado una imagen icónica del arte contemporáneo y en la otra página una canción con un título igual o relacionado con el título de la obra en cuestión. El resultado, una delirante asociación entre imagen y letra (si te sabes la canción, mejor), un libro de arte inexistente, donde los textos profundos son reemplazados por las letras de canciones.

Cocktail Clothes son una serie de dibujos que explora la idea de la ropa (camisetas y trajes) con estampados que aluden a imágenes del arte contemporáneo que con humor reflexiona sobre esa experiencia cultural que llamamos arte. Tecnirama es un pequeño homenaje a mi querida enciclopedia. La serie explora las asociaciones del mundo físico, técnico y medible, con el intrincado mundo del arte, tratando de desentrañar del mundo de las ideas y subjetividades de este, lo puramente fisico y cuantificable. Así, encontramos dibujos que reproducen páginas de los tomos de la enciclopedia explicando fenómenos como “¿porque los cuerpos flotan” “la gravedad” los grupos humanos” o sobre el porqué de los diferentes “picos de las aves”, asociando estos fenómenos con fotos e imágenes de obras como el gran patito de goma de Florentijn Hofman, Jackson Pollock, David Hammons o las aves disecadas sobre tocadiscos de Jeroen Diepenmaat. La serie After Jeroen Diepenmaat. Bird and Vynil, parte de la instalación Después del Silencio (2011) del artista Jeroen Diepenmaat. En ella un grupo de pájaros disecados posan sobre tornamesas de djs. En las pinturas de la serie un pájaro posa su pico sobre un tocadiscos, muy populares en los hogares entre las décadas el 60 y 70. El tiempo detenido en las pinturas nos hace pensar si se trata de un ave disecada como en la obra de Diepenmaat o un pájaro vivo que, como en «Los Picapiedras», crea una extraña dualidad entre lo tecnológico y lo biológico. Una revisión de 10 años de tinta y papel en series que permanecen aún hoy en una constante sospecha sobre eso que llamamos Arte.