Jesús Abad Colorado

Espacio Proyectos

Julio 7 – Septiembre 7 | 2018

 

Jesús Abad Colorado (Medellín, 1967) presenta en la sala Espacio Proyectos una selección de fotografías tomadas en sus 25 de años trayectoria profesional. Abad ha desarrollado un lenguaje visual que registra los sucesos de la violencia; las transformaciones geográficas y sociales que el conflicto armado ha dejado en su paso. Su intención siempre ha sido mostrar lo que nadie ve: el aspecto humano de esta guerra que se refleja en las migraciones forzadas en la selva, en los habitantes de poblaciones olvidadas, en la gente que ha vuelto a sus hogares a reconstruir lo que ya no existe. Sus imágenes reflejan un dejo de esperanza dentro de un pueblo que lucha por sobrevivir. Una sociedad a la que le urge perdonar para poder continuar con su vida que, tanto como el fotógrafo, se guía por una incesante búsqueda de la justicia social.

José Horacio Martínez «Rio Arriba»

Galería

Mayo 9 a Junio 30 | 2018

 

Las pinturas de Martínez devienen en mapas que nos hablan de la poderosa y contradictoria relación del individuo y su entorno. Una relación trágica en permanente movimiento donde el amor y la muerte tienen su rol principal. No una relación dolorosa y rígida donde supuestamente no hay tiempo ya para pensar un futuro, donde el despojo y la aceptación resignada son una constante «mediática», que nos lleva a mirarnos como participantes mudos de una representación de nuestra condición de condenados a un final triste y doloroso.
A través de su pintura, Martínez nos pasea por obras pintadas con colores vibrantes e intensos, sutiles dibujos, sellos y caligrafías que se van ordenando ante nuestros ojos llevándonos a encuentros misteriosos que acontecen solo cuando los abordamos y nos dejamos seducir por ellos.

Gabriel Silva «Cosmografías»

Galería 2do Piso

Mayo 9 a Junio 30 | 2018

 

En la obra de Gabriel Silva, artista polifacético, se develan universos que surgen de un imaginario retrotraído de sus remembranzas, de los dejos de la memoria, de todo lo vivido. En Cosmografías, el artista hace una cartografía de mundos oníricos, en los cuales recrea atmósferas y espacios conjurados a partir de una paleta con un espectro cromático extenso. No hay fotografía, no hay un referente específico pero sí el recuerdo constante de LA DESCRIPCIÓN DE EGIPTO, de Piero de la Francesa, de Ucello, la ciencia ficción, Neo Rauch, el cine, los pintores viajeros del siglo XVII y el XIX, entre muchos otros, en donde el paisaje es el tema y también es el pretexto.

Dalita Navarro «Viaje al corazón de la arcilla»

Espacio Proyectos

Mayo 9 a Junio 30 | 2018

 

La ceramista Dalita Navarro confiesa con realismo que quiere volver a lo elemental, a lo más primitivo, sencillo y genuino, por ejemplo, disfrutar con la forma de un tazón o con el breve contenido del cuenco de la mano, formas o vasijas que guardan recuerdos. Porque el cuenco puede ofrecer líquidos que dan dulzura y placer; también dan ebriedad y amargura. En fin, cuencos de agua quitan la sed y dan plenitud al ser.

Y esas piezas cardiales -milenarias en sus recuerdos de siglos, de años, de días, de horas- tienen siempre en sí mismas la forma del corazón que rescatan las manos de Dalita de la hondura de los sentimientos, de las tristezas y las alegrías; de los grabados sutiles que tiene la tierna piel de la arcilla y sus formas expresivas de corazón.

PINTURA INMORTAL 2018

Galería

Marzo 7 a Abril 30 | 2018

 

Para muchos es un hecho consumado el que se declarara la pintura como un “lenguaje muerto”, del que no quedan más que vestigios. Los cuales se convirtieron en partes de un cadáver que era devorado o se consumía en el desierto de la incomprensión. Muchos la lloraron y aun lloran, y otros la defienden sin que la pintura lo requiera o le interese por ese llanto o su defensa. La pintura misma ha sobrevivido y sobrevivirá a todos los embates a los que se le ha sometido a través de la historia. En los años 90 fue vista como extensión decadente de una modernidad que acabó con todas las utopías. La pintura proscrita se camufla y resucita evidenciando su fragilidad y desnudez sin ningún pudor.

Gonzalo García «Blow me up»

Espacio Proyectos

Marzo 7 a Abril 30 | 2018

 

Gonzalo García (Bogotá 1981), presenta en el Espacio de Proyectos su más reciente propuesta “Blow me up” o “Hazme estallar”, serie en la cual el artista se interesa inicialmente por imágenes extraidas de internet y fotografías tomadas por él mismo, tomando como punto de partida la infinidad de posibilidades plásticas que se encuentran en el acto de masticar un chicle y la suerte o accidente que surge después al soplar un globo con esta goma.

En estas obras, todas pintadas en acuarela sobre papel sintético, se logra evidenciar el interés del artista por el detalle minucioso, la superficie y el plano pictórico generado en la acción de soplar y el posterior acto de reventar el globo.

Lenguajes En Papel 2018

Galería

Enero 27 a Febrero 27 | 2018

 

Es una muestra colectiva donde el papel es el protagonista y se destacan sus infinitas posibilidades plásticas como medio de expresión en la práctica artística contemporánea. La exposición cuenta con la participación de más de 60 artistas colombianos e internacionales quienes abordan sus procesos de creación explorando el papel, no sólo como soporte o material, sino como un elemento compositivo y discursivo.

Las nuevas tecnologías han puesto a disposición de los artistas un amplio repertorio de herramientas técnicas y materiales, donde el papel, en sus diversas variantes formales y combinatorias, les ofrece la libertad de experimentar y de descubrir nuevas vías de expresión.

Camilo Bojacá

Espacio Proyectos

Enero 27 a Febrero 27 | 2018

 

El paisaje natural se transforma en paisaje económico como consecuencia de la acción del hombre, quien busca usufructuarlo y consumirlo. Es casi inevitable, que todo paisaje natural se perciba como un paisaje económico potencial a la espera de la llegada de la acción humana para experimentar este cambio. El trabajo de Camilo Bojacá indaga en la relación entre el consumo, la explotación y la transformación de los recursos naturales, presentando las dos caras de la moneda. Por un lado, le interesa captar la vulnerabilidad de la naturaleza y como esta se ve indefensa ante la intervención humana. Por el otro lado, muestra en sus dibujos al campesino como guardián de la naturaleza, quien metafórica y literalmente, la lleva a cuestas.